Brainstormflecha-atras-ios-7-simbolo-interfaz_318-33678

brainstorm

Corto de ficción.
Guión y Dirección: Eduardo del Llano.
Protagonistas: Jorge Perugorría. “Rojas”, director del periódico. Adria Santana. “Ana”, jefa de la página internacional. Albertico Pujol. “Bolaños”, jefe de la página nacional. Luis Alberto García. “Nicanor”, jefe de la página cultural. Néstor Jiménez. “Rodríguez”, jefe de la página deportiva. Eduardo del Llano. “Segura”, secretario del núcleo del Partido.

Sinopsis: Brainstorm, es una irónica mirada a la prensa cubana actual. No es imparcial, ya lo sé. En definitiva ni La Avanzada ni ningún otro periódico lo son.
Oficina del director del periódico La Avanzada. Alrededor de una mesa, redonda por demás, se reúne la plana mayor del diario. Discuten lo que discuten. El Consejo de Dirección no es a puertas cerradas: cámara, luces, micrófonos y técnicos asisten indiscretos y son testigos de encuentros y desencuentros.
Uno se pregunta cómo es posible que se oiga hablar de debates colectivos sobre la sociedad cubana, de que un titular en la prensa alegue que unidad no quiere decir ausencia de discusión, mientras se ignora olímpicamente la labor de unos cuantos intelectuales que ponen sobre el tapete no poco de lo que quisiéramos ver reflejado en nuestros medios de comunicación masiva, “periódico La Avanzada ” incluido.
Jorge Perugorría da vida al personaje “Rojas”, director del periódico La Avanzada.
Es una suerte y un privilegio que Eduardo del Llano me haya llamado para participar en estas historias de Nicanor. Vi Monte Rouge, me gustó mucho, y he seguido cada capítulo de la serie que han hecho él, Luisito y Néstor.
Me parece un trabajo muy ingenioso, con un humor inteligente, necesario. Yo estaba loco porque me llamaran para trabajar en alguno. Finalmente se concretó en este, con el ingrediente de un elenco maravilloso, un gran piquete, donde además de los de siempre está Adria Santana, una excelente actriz con la que hacía mucho tiempo no trabajaba, y Albertico, con el que trabajo por primera vez y es un actor emblemático de mi generación, al cual respeto mucho. Es un lujo compartir con ellos y ser parte de esta historia de Nicanor.
Yo siempre estoy medio enredado, pero casualmente en estos momentos no tenía nada en el cine. Lo que estoy haciendo está relacionado más bien con la pintura. Me vino de maravillas para poder estar en el proyecto a tiempo completo.
La cooperación entre Eduardo y yo es recíproca, trato de dar como actor lo mejor de mí. Lo que hace Eduardo es extraordinario. Estoy aquí porque soy parte de esta generación de actores a la que le ha tocado hacer el cine y el teatro cubano de estos tiempos.